Ghost, Demi Moore y Whoopie

En unas horas van a pasar por el canal VH1 Ghost, aquella película de amor sobrenatural de 1990 que alguno de esos genios de la publicidad rebautizó en español con el cursilísimo nombre de “La Sombra del Amor”. La pasan con mucha frecuencia, pero hay un pequeño detalle al que hace tiempo le había prestado atención, de tantas veces que la he observado, y que bien vale una entrada de este diario (si alguien, por la razón que sea, no ha visto esa película, por favor no lea el siguiente párrafo, para no arruinarle el final):

En la escena culminante de la cinta, el fantasma de Sam (Patrick Swayze) llega al departamento de Molly (Demi Moore) acompañado de Oda Mae (Whoopie Goldberg). Oda trabaja de médium y Sam emplea su cuerpo para darle una emotiva despedida a su viuda, antes de dirigirse al cielo. El punto es que, para los fines de la ficción cinematográfica, la escena que tiene como fondo “Unchained Melody”, versión de los Righteous Brothers muestra ese último beso de Molly y Sam. Enternecedor. Sin embargo, un instante antes Sam había entrado en el cuerpo de Oda Mae, así que el cuerpo que besa a Molly en realidad es el de Oda Mae. Es decir, desde el punto de vista de un observador (dentro de la película, claro) que no supiera de todo el asunto del alma en pena de Sam, lo que se hubiera visto habría sido un beso entre los personajes interpretados por Demi Moore y Whoopie Goldberg.

Vaya, ese es un dato para la trivia.

P.D.:
Esta canción estuvo de nuevo en las listas de popularidad a raíz de su empleo en el OST de Ghost. Es muy buena, pero personalmente me quedo con “You’ve lost than lovin’ feeling”, que también es parte de la banda sonora de otra famosa película de los años 80: Top Gun, que no tiene nada que ver con Top Cat. Ah, y 1990 también es parte de la década de los ochenta.

Anuncios

Publicaron la actualización que hice a la entrada en imdb.com del Monterey Pop Festival

No es mi costumbre andar por ahí presumiendo, pero apenas hace una media hora me di cuenta de que ya publicaron las actualizaciones (un par, un grandioso par) que hice a la lista del elenco del Monterey Pop, documental sobre el festival de rock que se realizó del 16 al 18 de junio de 1967 en Monterey County Fairgrounds, lugar ubicado en Monterey, California, EEUU.

A la lista de participantes que en la entrada de Internet Movie Database se menciona agregué un par de nombres que no se incluía cuando visité la página. Se trata de Steve Cropper y de Donald Dunn, respectivamente guitarrista y bajista de “Booker T & The MGs”, que fue la banda de apoyo de Otis Redding en dicho festival. Ese par de músicos formó parte de la “Blues Brothers Band”, que apareció en la película original de los Blues Brothers (1980) y en “Blues Brothers 2000” (que curiosamente fue exhibida en 1998). Ambas películas son de mis favoritas.

Las actualizaciones las hice el 20 de enero de 2006. Según dice en las intrucciones cuando llenas los formularios correspondientes para elaborarlas, los editores de imdb.com no las suben inmediatamente al servidor. Las verifican previamente, hasta que corroboran que las sugerencias hechas por usuarios como quien esto escribe son verídicas, para entonces publicarlas. De esta manera, los cientos de miles de usuarios de la base de datos cinematográficos contribuyen en la medida de sus posibilidades a mantener los datos al día.

Para probar mi dicho, he aquí la captura de pantalla de mi breve lista de actualizaciones en imdb.com:

En fin, yo ya contribuí con dos entradas. Un verdadero granito de arena.

Los Pitufos y el Padre Abraham

El otro día estaba revisando una caja con cosas viejas, y me encontré un viejo cassette con canciones de los pitufos y el padre Abraham. ¿Cuando llegaron a mí noticias de dicho disco improbable?

Debió haber sido 1981. Los pitufos estaban en auge, pues se acababa de estrenar en México la serie de dibujos animados de Hanna-Barbera. Eran el programa de más moda entre los niños de 5 a 6 años, me consta. De otros grupos de edad no tengo datos confirmados.

Era la sensación poder tener el disco de tu caricatura favorito, la gran cosa. Sin embargo, una gran lección sobre el mercadeo estaba por enseñarse a una generación entera: el LP en cuestión, aún cuando tenía sobre la portada el dibujo de un pitufo, no tenía que ver nada con la serie animada que conocíamos. En cambio, teníamos las interpretaciones de un personaje de inefable acento, llamado el padre Abraham, y un batallón de voces alteradas que usurpaban el lugar de Papá Pitufo, Tontín, Filósofo o Pitufina pero que remitían inevitablemente a las ardillitas de Lalo Guerrero (o a David “Ross Bagdasarian” Seville y las suyas).

Vamos, que lo que yo de niño esperaba era una colección de canciones que narraran las peripecias de Gargamel, Azrael, Vanidoso, Genio, Fortachón, Poeta, Gruñón, Goloso o Bromista. La imagen de éste último estaba incluso en la portada. Pero la lección ya había sido dictada por los ejecutivos de la disquera que distribuyó en México ese disco: si los proveedores pueden hacerlo, te darán gato por liebre. O Padre Abraham por Papá Pitufo.

Recuerdo otro caso de mercadeo engañoso a partir de un programa de tv. Hace menos años, a una prima pequeña le regalaron el CD de la serie “Dinosaurios”, que presentaba a una familia de reptiles prehistóricos que estaban a medio camino entre Los Picapiedra y Los Simpson. En dicho programa había un dinosaurio bebé que tenía como meta en la vida la de asestarle cuanto sartenazo pudiera a su reptil progenitor, e interpretaba una canción que incluía la frase: “soy el nene consentido favorito de la casa”. El problema de dicho disquito es que sólo esa canción era pasada en las transmisiones del programa, pero el resto del álbum no. En todo caso, ponía una canción, pero los pitufos ni siquiera eso ofrecían.

Sobre estos personajes se han dicho muchas cosas, algunas de caracter siniestro: que si los muñecos que tenías en tu recámara podrían tomar vida por las noches para intentar matarte; que el creador de la historieta (originalmente llamado Les Schtroumpfs), que firmaba sus obras como Peyo, estaba involucrado con los nazis; o que se ocultaba en la historia elementos de satanismo. No lo se. Todo eso me suena a leyendas urbanas.

Aunque he de admitir que había elementos que a cualquier conspiranoico daban pretexto para sus especulaciones: un ermitaño dedicado a la alquimia y la magia negra trata de capturar a unos seres semejantes a duendes (los autoproclamados “suspiritos azules”) para convertirlos en oro o engullirlos, y que es capaz de dar vida a un objeto inanimado (así creó a Pitufina, que recibió de los pitufos perdón, hospedaje y un extreme makeover); los pitufos están lidereados por un personaje dedicado también a la magia, que usa un sombrero frigio de color rojo y que ha vivido cientos de años; habitan hongos potencialmente venenosos; los pitufos son creados en noches de luna (azul), y siguen las fiestas de acuerdo a los ciclos de la agricultura europea. Si no son satánicos, en todo caso esos programas están llenos de elementos de paganismo. Bueno, probablemente también lo están los programas de Pokemón.

No se queda atrás el disco del padre (¿de más de cuatro?) Abraham junto a sus pitufos. En una canción que podría inscribirse en la corriente dark de la música contemporánea, se invita a los escuchas a tomar “baños de luna, que buenos son”. En contraste, en otro de los tracks hay una invitación para ir de vacaciones a Saint Tropez, lugar propicio para los deportes acuáticos y el descanso a la luz del sol que, sin embargo, cuenta con una activa vida nocturna. Mmm, motivos para sospechar.

En otra parte, se sugiere un vínculo de los personajes con ideas comunistas.

Lo que si está para dar miedo es eso de que, como dice la letra de “Ring ring”, alguien llamé a tu puerta otra vez, abras y te encuentres con una legión de duendes azules que amenacen con permanecer en tu domicilio, de una buena vez y sin previo aviso. Escalofriante.

P.D.:

Del padre Abraham no hay noticias, por lo menos en internet, quizás sus cofrades lo mantienen en la oscuridad. Es probable también que se encuentre de vacaciones permanentes en Saint Tropez.

Traté de buscar información sobre ese disco de Los Pitufos originales (no los makineros o los del Happy Core), y me encontré sólo con esto:

Los Pitufos / Ese lunar

Vaya, tienen sombreros, pero no son los correctos

P.D.#2:

Lo que no tiene intenciones cómicas es la campaña de la UNICEF contra el ataque a civiles en guerras: ¿recuerdan aquel video en el que la aldea de los pitufos era bombardeada vía aérea, y quedaba abandonado, llorando sin descanso, el bebé entre las ruinas y los cadáveres de los demás pitufos?

Comentarios sobre Ghostworld

Ghostworld“, cinta estadounidense de 2001, es protagonizada por Thora Birch (“American Beauty”), Scarlett Johansson (“Lost in Translation”) y Steve Buscemi (Mr. Pink en “Reservoir Dogs”), dirigidos por Terry Zwigoff, y relata el paso sobre el mundo de un par de adolescentes graduadas de bachillerato que deambulan por su pueblito desangelado posando su mirada corrosiva sobre todos a su paso. Película interesante sin duda, que mantiene una atmósfera cansina, deudora de la novela gráfica de Daniel Clowes (en la que está basada)a decir de algunos (el comic no lo conozco, he de decir). Es una película sobre adolescentes que en estilo y enfoque está a las antípodas de, digamos, toda la serie de “American Pie”.

En México, esta película es frecuentemente pasada por The Film Zone y Multicinema, ambos canales de televisión restringida dedicados al cine, y me gusta, he de decirlo. Esa caracterización de Steve Buscemi es la mejor que le he visto, como un solterón neurótico que sólo puede relacionarse con objetos antiguos en vez de personas reales a su alrededor. Hay quienes incluso comentan que la visión de la vida que los personajes de “Ghostworld” mantienen se asemeja a la de los de la memorable serie animada “Daria“, pero eso se lo dejo a quienes vean caricatura y filme -en mi caso, veo más diferencias que similitudes.

Sobre los personajes de Thora y Scarlett en “Ghostworld”, encontré una página interesante: la animadora Katie Rice, colaboradora del célebre animador John Kricfalusi (¿”Ren y Stimpy” les suena familiar?), muestra una serie de dibujos de ambas jóvenes actrices, como parte de su constante práctica artística que, por si fuera poco, comparte con los vistantes de su blog, y el hiérvínculo es el siguiente:
http://funnycute.blogspot.com/2006/03/ghostworld.html

Que lo disfruten.

Contrarrestando la gasolina con una cosa de flauta y un tren muy pobre…

Esta noche unos vecinos, no de los más considerados he de mencionar, decidieron hacer partícipes del festejo por el cumpleaños de su hija a cuanto ser humano con capacidad de escuchar es posble encontrar en un radio de 1000 m a la redonda, hayan o no sido invitados. Mi habitación retumba a consecuencia de la estruendosa labor de un “sonido” (combinación de altavoces, amplificadores, dj ambulante y cds) que ha sido alquilado para la ocasión. Dejando de lado el conteo de decibeles, asunto por demás problemático, el problema que aquí encuentro es que la selección musical que debo, a querer o no, experimentar, no es de mi agrado.

Reggaetón: una serie de eventos desafortunados. Eficacia y diseño que harían enorgullecerse a los maestros de la Bauhaus (la escuela de diseño, no la banda): base rítmica que sólo cumple su función, letras llevadas a su mínimo necesario. Monosílabos e imágenes imposibles para algún surrealista de medio pelo: “a ella le gusta la gasolina — dáme más gasolina”.

Ante semejante sucesión inevitable de ejemplos de a lo que ha llegado la música contemporánea (añoro los días en que el dance era complejo: ¡que vuelva 1993!, je) no me dí por vencido, y saqué mi dvd del Monterrey Pop Festival. Este concierto, al que ya había dedicado otra entrada de este blog, me ha gustado desde hace varios años, y al escuchar con calma y paciencia el disco 3 (hasta que la tormenta sonora amainara) me encontré con dos exquisitos hallazgos: The Project Blues y Laura Nyro.

Una canción de The Project Blues viene en este DVD, y se llama “Flute Thing”. Vaya, que melodía. Esa “cosa de flauta” es impresionante, una larga pieza que encontré fascinante. En una búsqueda rápida en Google localicé información sobre esa banda, que pudo ser más y debido a problemas internos no logró mayor éxito, aún cuando su calidad era innegable. La página se llama Los60.es. Antes de leerla, sabía nada de ese grupo.

Y Laura Nyro. Oh, tan poco que he oido de ella. Esta mujer tuvo éxitos en voces de otros cantantes (la conocida “And When I Die”, que interpreta Blood, Sweet & Tears, es obra suya), pero no tuvo una carrera vistosa. No ayuda a su memoria (falleció en 1997) que se haya creado una leyenda negra sobre su actuación en Monterey: se dice que fue la única participante de ese festival que fue abucheada. No es verdad. Después de su interpretación de “Poverty Train”, es aclamada a rabiar, por la audiencia filmada y por mí, fascinado. La cantante, en todo caso, estaba fuera de “onda” entre un elenco donde cundía un gusto psiquedélico (psicodélico, pues) y raga (bendito Lennon que no inventaron el Ragatón). Su música personal y emotiva no estaba a la moda; Janis Joplin, genial de toda genialidad, gozaba con el favor del público.

Algunos links sobre Laura Nyro:
http://lauranyro.net/ophelia.html
http://www.criterionco.com/asp/release.asp?id=168&eid=278&section=essay&page=7
http://www.soulwalking.co.uk/Laura%20Nyro.html
http://lauranyro.net/monterey.html

Laura y el Proyecto vencieron al escuadrón del ritmo, para descanso de un servidor (¿he comentado que no sé bailar?).

Hasta la próxima.

Damaged People

Damaged People Lyrics
Depeche Mode

We’re damaged people
Drawn together
By subtleties that we are not aware of
Disturbed souls
Playing out forever
These games that we once thought we would be scared of

When you’re in my arms
The world makes sense
There is no pretense
And you’re crying
When you’re by my side
There is no defense
I forget to sense
I’m dying

We’re damaged people
Praying for something
That doesn’t come from somewhere deep inside us
Depraved souls
Trusting in the one thing
The one thing that this life has not denied us

When I feel the warmth
Of your very soul
I forget I’m cold
And crying
When your lips touch mine
And I lose control
I forget I’m old
And dying

(Depeche Mode se presentará los días 4 y 5 de mayo de 2006 en el Foro Sol de México, D.F.)